Servicios

Certificación energética

Mediante el Real Decreto 235/2013 de 5 de abril, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios, el Estado español ha llevado a cabo definitivamente la trasposición de la Directiva 2010/31/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de mayo de 2010, en lo relativo a la certificación de eficiencia energética de edificios existentes.
En consecuencia, a partir del 1 de junio de 2013, cuando se construyan, vendan o alquilen edificios, viviendas o locales, el propietario o promotor tendrá que disponer del certificado de eficiencia energética que deberá mostrar a los compradores o arrendatarios potenciales, y entregar al comprador o nuevo arrendatario.